20 de abril de 2009

"Nuestra hora" en Mujeres de 40

Cuando recibí la carta de Marcela me sentí halagada. Me pedía alguna colaboración para su blog, tan leído. ¿Y ahora que yo escribo? Pensé. Se lo comenté a mi hija, quien da siempre la primera opinión sobre mis trabajos. Fue ella quien me sugirió que enviara el cuento “Nuestra hora”.
Este cuento fue publicado en la primera antología del grupo literario Tallerines. Marcela me hace el honor de incluirlo en su blog.
Por lo tanto, comparto con ustedes, desde
Mujeres de 40, la historia de Beatriz y Manuel y una revancha que les da la vida. No puedo negar que siento un cariño especial por ellos. Espero les guste.
Gracias, Marcela, por esta oportunidad. Mujeres de 40 (y algunos más también) es un blog dinámico, variado, ameno . Dedicados a todas nosotras quienes comprendemos aquella frase de Víctor Hugo: "
Los cuarenta son la edad madura de la juventud; los cincuenta la juventud de la edad madura".
Los esperamos en el blog de Marcela con el agua ya caliente para el mate y el café boricua recién colado.

9 comentarios:

Gamar dijo...

Muy bien, ahora se te puede leer en dos lugares.
Anotado y prometo pasar.
Saludos

Naiba dijo...

Hola Elsia

LLego a tu blog, a través del blog de Marcela, de Mujeres de 40 y más, de la cual soy seguidora, y francamente te digo que ese relato "nuestra hora" es realmente emotivo, me alegro mucho de haber visitado tu casita.

Saludos.

Fabiana dijo...

Te he leído y me ha gustado mucho este cuento.

No sólo disfruto al leerte, también lo hago cuando comentás.

Sos un ser con una calidez muy especial. Lamentablemente ya no es frecuente encontrar gente así.

Te lo agradezco. Un abrazo fuerte.

marcela dijo...

Siluz,
Para mí es un placer contar con tu presencia.
Este relato en particular, como dice Naiba, es realmente emotivo y conmovedor. Llegar a una edad avanzada y seguir teniendo proyectos de vida, es lo más lindo a lo que uno puede aspirar. Saber que nunca es tarde para el amor, y sentirse querido y necesitado por alguien...

Un cafecito boricua, un mate (bien argento con azúcar) y un gran abrazo para vos. Gracias nuevamente!

Siluz dijo...

Gamar:
Por allá te esperamos. Mujeres de 40 es amena lectura también para hombres. Un abrazo.

Naiba:
Me alegra tu visita. Estos enlaces nos ayudan a hacer nuevas amistades y encontrar personas con los mismos intereses y preocupaciones. Gracias por comentar allá y acá, muchas gracias.

Fabiana:
Eres muy amable conmigo. Gracias mil por tus palabras y por siempre estar. Besitos.

Marcela:
Gracias a ti por la invitación y la publicación. Te deseo éxito en tus proyectos y que sigas adelante uniéndonos con el blog. Salud.

©Claudia Isabel dijo...

Querida amiga, que bueno!
Ya sabés el gusto que me da ese libro que compartimos, y nuestra amistad!!!
Un abrazo inmenso

Siluz dijo...

Gracias, Claudia
¿cómo olvidar todo el proceso para la publicación? Y la satisfacción de haberlo logrado.
Un abrazo, amiga

maria dijo...

Precioso Siluz,me encanto como esta relatado,uno ya imagina hasta los personajes.

Me ha conmovido siempre la gente mayor y me parece muy tierno que a esa edad sin importales el estado fisico en que se encuentren sigan pensando en el amor,en una mirada,en un abrazo,en cuidarse entre ellos,etc.

Se dice que cuando la gente llega a cierta edad,vuelve otra vez a la infancia o se comportan como adolescentes.

El amor que transmiten la gente mayor es muy sano,que lo disfruten,

Es muy comun escuchar a los que se enamoran a una edad avanzada "me siento como un o una adolescente",no es muy dulce?.

Bien por todos los Manuel y Beatriz que hayan en este mundo.

No hay nada mas lindo que sentirse vivo/a y seguir creyendo en el amor ( sin importar la edad y lo que digan los demas )

Besos
Biki

Siluz dijo...

Gracias, Biki, por leer el cuento y comentar. Me alegra te gustara.
Quizás sea una frase hecha pero no por eso menos cierta. El amor no tiene edad. No se ama igual a los 15 que a los 70, como tampoco a los 30 o los 50. Pero uno y otro es amor, ¿quién dice que no? Y es fuente de entusiasmo, un motivo para vivir, para luchar, para seguir el camino.
Besos también para ti.