30 de octubre de 2010

La Revolución Nacionalista de 1950



“Cuando la tiranía es ley, la revolución es orden”
Pedro Albizu Campos

Antecedentes históricos

En la década de 1930, el gobernador de Puerto Rico nombrado por el Presidente de Estados Unidos, Blanton Winship, y el coronel de la policía Riggs aplicaron duras medidas represivas contra el Partido Nacionalista. En 1936, Pedro Albizu Campos, Juan Antonio Corretjer y otros dirigentes del partido fueron detenidos y encarcelados en "La Princesa" de San Juan y más tarde enviados a la prisión federal en Atlanta, Georgia.
El 21 de marzo de 1937, un Domingo de Ramos, los nacionalistas celebraron un desfile en Ponce y la policía abrió fuego contra la multitud en lo que se conoce como la Masacre de Ponce. Cerca de 100 personas resultaron heridas y diecinueve fueron asesinadas. Los muertos incluyeron 17 hombres, una mujer y un niño de siete años de edad.
Albizu Campos regresó a Puerto Rico el 15 de diciembre de 1947 después de pasar 10 años en la cárcel.

"…yo confío en no venir a pronunciar muchos discursos en Puerto Rico. No he venido a entretener a mi pueblo. No. Yo no soy artista. No quiero aplausos. Oíd bien. He venido aquí porque yo no creo en el exilio voluntario. He venido porque en mi patria, esclava, como está hoy, es donde está mi deber y nadie debe rehuir de la madre enferma y lisiada, porque es entonces cuando más necesita del amor de sus hijos." (1947 – A su regreso de prisión)

El 11 de junio de 1948, el Gobernador de Puerto Rico, Jesús T. Piñeiro, firmó una ley que hizo ilegal la advocación pública de la independencia. La Ley 53, declaraba “delito grave el fomentar, abogar, aconsejar o predicar, voluntariamente o a sabiendas, la necesidad, deseabilidad o conveniencia de derrocar, destruir o paralizar el Gobierno Insular por medio de la fuerza o la violencia”. También incluyó como delito el imprimir, publicar, editar, vender, exhibir u organizar o ayudar a organizar cualquier sociedad, grupo o asamblea de personas que fomenten la intención de derrocar, paralizar o destruir el Gobierno Insular. Como penalidad se impone un máximo de 10 años de cárcel.

"Aquél que no está orgulloso de su origen no valdrá nunca nada
porque empieza por despreciarse a sí mismo”.

Entre 1949 y 1950, los nacionalistas en la isla comenzaron a planificar y preparar una revolución armada. La revolución iba a tener lugar en 1952, en la fecha en que el Congreso de los Estados Unidos aprobara la creación del Estado Libre Asociado. Ya que consideraban el nuevo estatus como "una farsa colonial". Pedro Albizu Campos escogió, por su ubicación, el pueblo de Jayuya como la sede de la revolución. Las armas se almacenaron en la residencia de Blanca Canales, hermana del conocido poeta Nemesio Canales.

"La Patria es Valor y Sacrificio"

En la madrugada del viernes 27 Albizu viajaba en un auto rumbo a San Juan en caravana seguido por otro en que iban seis nacionalistas. Como siempre, a estos automóviles les seguían varios de la Policía Secreta. Para evitar la persecución, un automóvil de los Nacionalistas empujó al de los policías y emprendieron marcha veloz, siendo arrestados a la altura del puente de Martín Peña. De acuerdo a la policía, en dicho automóvil se encontraron armas y bombas que motivaron el arresto de los Nacionalistas. Se recibió la noticia de que la casa de Pedro Albizu Campos en San Juan estaba rodeada por la policía. Albizu esperando el allanamiento y detención por violación a la Ley 53 en cualquier momento, dio la orden de comenzar la revolución, de resistir a tiros cualquier intento de detención.

El sábado 28 de octubre, el barbero Juan Jaca Hernández, de Arecibo, se personó en Mayagüez en el almacén de los Cancel con órdenes de levantarse en armas el 30 de octubre. El que iba a comandar a los cadetes era Tomás López de Victoria, segundo después de Albizu. Ese mismo sábado, 28 de octubre, se fugaron ciento doce presos de la Penitenciaría Insular (que era la cárcel de La Princesa, donde hoy día ubica la Compañía de Turismo en el Viejo San Juan). Esta fuga era parte del plan de los Nacionalistas.

Al amanecer del 30 de octubre de 1950, a eso de las 4:45am, la policía allana la residencia de la señora madre de Melitón Muñiz, Presidente de la Junta Nacionalista de Ponce. Al enterarse éste, se traslada a Peñuelas donde se inició una balacera con la policía y fue arrestado. Luego llegaron otros nacionalistas y comenzó una lucha donde murieron tres nacionalistas, siendo el primero Arturo Ortiz, También falleció el nacionalista Guillermo Rafael Gonzáles Ubides.

Mientras tanto en Ponce un grupo de nacionalistas comenzaron un tiroteo en frente de la Ponce Cement con el resultado de un policía muerto. El líder nacionalista Ramón Pedrosa y otros cuatro nacionalistas, fueron arrestados y acusados de asesinato por la muerte del coronel Aurelio Miranda.

Grito de Jayuya

En Jayuya, los nacionalistas atacaron la estación de policía. En la pequeña batalla que se produjo, un oficial resultó muerto y otros tres resultaron heridos antes que el resto se rindiera. Los nacionalistas cortaron las líneas telefónicas y quemaron la oficina de correos. Luego se dirigieron hacia la plaza del pueblo donde izaron la bandera de Puerto Rico (Estuvo prohibido por ley llevar consigo una bandera de Puerto Rico del 1898 al 1952.). En la plaza del pueblo, Puerto Rico fue declarado una república por Blanca Canales. El pueblo de Jayuya fue tomado por los nacionalistas durante tres días. Estados Unidos declaró ley marcial en Puerto Rico y envió a Jayuya la Guardia Nacional. El pueblo fue atacado por aire por aviones bombarderos P-47 Thunderbolt y en tierra por artillería. Aunque parte del pueblo fue destruido, se impidió la difusión de las noticias de esta acción militar fuera de Puerto Rico.

Ataque A La Corte Federal

De conformidad con el plan de los ataques en San Juan, un grupo de nacionalistas debían simultáneamente atacar al mediodía la mansión gubernamental "La Fortaleza", donde residía el gobernador de Puerto Rico, Luis Muñoz Marín y la Corte Federal, cerca de una zona llamada "La Marina" en el Viejo San Juan, en lo que se suponía fuera un ataque sorpresa. Sin embargo, el gobierno se enteró de los ataques por Luciano Cuadra, el Presidente del Partido Nacionalista de San Juan. Cuadra traicionó a su organización y se convirtió en testigo del gobierno, por lo tanto con la advertencia a la policía y la Guardia Nacional, se prepararon para hacerle frente a los nacionalistas en San Juan y el resto de la isla. Jesús Pomales González, uno de los cinco nacionalistas asignado para atacar a la Corte Federal, se acercó al edificio y fue testigo cuando la policía arrestaba a sus compañeros Carlos Padilla, Diego Quiñones González, Juan Sandoval Ramos y Joaquín Padín Concepción. Pomales luego abrió fuego contra la policía. La policía respondió disparando, resultando Pomales gravemente herido.

Grande es el imperio que desafiamos
pero más grande que ese imperio
es el derecho a la libertad".

Ataque A La Fortaleza

Esa mañana, los nacionalistas Domingo Hiraldo Resto, Carlos Hiraldo Resto, Gregorio Hernández y Manuel Torres Medina, que fueron asignados para atacar a La Fortaleza, se reunieron en la casa de su colega nacionalista Raimundo Díaz Pacheco, en el sector de San Juan de Martín Peña. A las 11:00 a.m. abordaron un Plymouth verde y se dirigieron hacia el Viejo San Juan para cumplir con su misión. Los hombres llegaron a La Fortaleza al mediodía, detuvieron el coche a unos 25 pies de la entrada principal de su objetivo. De inmediato se bajaron del coche con una sub ametralladora y pistolas en mano y dispararon hacia la mansión. Díaz Pacheco se dirigió hacia la mansión mientras los otros se refugiaron cerca del automóvil y dispararon con sus pistolas desde sus posiciones. La guardia de Fortaleza y la policía, que ya sabía del ataque planeado, devolvió el fuego y hubo un intercambio de disparos entre los dos grupos. Díaz Pacheco, quien llevaba la sub ametralladora, disparaba al segundo piso de la casa donde se encontraban las oficinas ejecutivas del Gobernador Luis Muñoz Marín. Durante el tiroteo, Díaz Pacheco hirió a dos agentes de policía, el agente Isidoro Ramos y el agente Vicente Otero Díaz, antes de ser asesinado por el guardia de La Fortaleza, Carmelo Dávila.

“La victoria de un puertorriqueño sobre otro puertorriqueño
es la derrota de la Patria".

Mientras tanto, la policía siguió disparando a los otros nacionalistas. Domingo Hiraldo Resto fue herido de gravedad, pero a pesar de sus heridas, se arrastró hacia la entrada de la mansión. Fue capaz de llegar a las puertas principales de la mansión y una vez allí, se mantuvo inmóvil y parecía estar muerto. De repente se volvió y se sentó en los escalones y con sus manos en alto abogó por misericordia. Sus alegaciones sin embargo, fueron respondidas con una ráfaga de disparos.
Hernández, quien también fue gravemente herido, siguió disparando contra la policía, escondido debajo del coche. Un oficial de policía y un detective de La Fortaleza con sub ametralladoras se acercaron al vehículo y dispararon contra Hernández, Carlos Hiraldo Resto y Torres Medina. Tanto Carlos Hiraldo Resto y Manuel Torres Medina fueron asesinados y sus cuerpos inmóviles quedaron en el suelo al lado derecho del coche. Se creía que Hernández había muerto, sin embargo no lo estaba, fue llevado al hospital local, junto con los agentes de policía que resultaron heridos donde fueron tratados por sus respectivas heridas. La batalla duró unos 15 minutos y dejó  un saldo de cinco víctimas nacionalistas, cuatro muertos y un herido, además de tres agentes de policía heridos. E. Rivera Orellana, un sexto nacionalista, que más tarde resultó ser un agente encubierto, fue detenido cerca del recinto de La Fortaleza y fue posteriormente puesto en libertad.

"Para quitarnos la Patria, primero nos tienen que quitar la vida."

Tiroteo En El "Salón Boricua"

Al día siguiente, 31 de octubre, a las 2:00 pm, 15 policías y 25 guardias nacionales llegaron a la Calle Colton #351, esquina Barbosa, de "Barrio Obrero" en Santurce y rodearon el "Salón Boricua", una barbería. La barbería era propiedad y operada por Vidal Santiago, un nacionalista que era el barbero personal de Pedro Albizu Campos. Los hombres que habían rodeado la barbería creían que un grupo de nacionalistas se encontraban dentro de la estructura y atacaron con fuego de ametralladoras, granadas y armas de fuego pequeñas. La única persona dentro de la barbería, el dueño, respondió disparando su pistola a sus atacantes. El tiroteo duró más de 3 horas y terminó cuando Santiago recibió cinco impactos de bala, entre ellos uno a la cabeza. La batalla, que también resultó con dos transeúntes y un niño herido, hizo historia radial boricua, ya que era la primera vez que un evento de esta naturaleza fue transmitido "en vivo" a través de las ondas de radio para el público en general. Los periodistas que cubrieron el evento para "WIAC" fueron Luis Enrique "Bibí" Marrero, Víctor Arrillaga, Luis Romanace y con apenas 18 años de edad, Miguel Ángel Álvarez (El Men).

Marcha Estudiantil

Olga Viscal Garriga, una estudiante de la Universidad de Puerto Rico era una dirigente estudiantil y portavoz del Partido Nacionalista de Puerto Rico, capitulo de Río Piedras. Garriga, quien hizo amistad con el Dr. Pedro Albizu Campos, oradora talentosa y activista política, encabezó una manifestación con resultados mortales en el Viejo San Juan, después que las Fuerzas de los Estados Unidos abrieron fuego contra los manifestantes. En el violento enfrentamiento entre los "Nacionalistas" y las fuerzas armadas apoyadas por Estados Unidos, un manifestante resultó muerto. Aunque no participó directamente en ningún acto violento Olga Viscal Garriga fue arrestada y estuvo detenida en la cárcel "La Princesa". Durante el juicio en la sala del tribunal federal en "el Viejo San Juan", no cooperó con el procesamiento del gobierno de EE.UU. y se negó a reconocer la autoridad de los EE.UU. en Puerto Rico. Fue condenada a 8 años de prisión por desacato al tribunal y fue puesta en libertad después de cumplir 5 años.

“La nación la representan quienes la afirman, no quienes la niegan”

Detención de Francisco Matos Paoli

El 2 de noviembre de 1950, la policía allanó la casa de Francisco Matos Paoli en Río Piedras en busca de armas de fuego y explosivos, sin embargo lo único que encontraron fue una bandera de Puerto Rico. Paoli, uno de los más grandes poetas de la Isla, había sido nombrado Secretario General del partido en 1949. Algunas de sus responsabilidades como Secretario General del partido incluyó la presentación de discursos patrióticos. En septiembre de 1950, Paoli, viajó a las ciudades de Cabo Rojo, Santurce, Guánica y Lares en la participación de las actividades nacionalistas. Paoli fue detenido y acusado de violar la "Ley de la Mordaza" (Ley 53). Las pruebas utilizadas en su contra, una bandera de Puerto Rico en su residencia y el haber hecho cuatro discursos a favor de la independencia de Puerto Rico. Paoli fue despedido de su cátedra en la Universidad de Puerto Rico y fue condenado a prisión por un plazo de veinte años, la sentencia fue más tarde reducida a diez. En la cárcel, compartió celda con Pedro Albizu Campos, a quien atendió debido a las úlceras en las piernas y cuerpo causado por la radiación que se le aplicaba como tortura.

Grito de Utuado

En Utuado, la consternación producida por los nacionalistas hace que el gobernador Luis Muñoz Marín movilice el regimiento 295 de Guardia Nacional. Este regimiento, de aproximadamente 5,000 efectivos, tenía además 4 aviones P-47 Thunderbolts con capacidad para bombardear y ametralladoras calibre 50, que se utilizaron contra las fuerzas nacionalistas de las Isla. También se contaba con la policía insular comandada por el Col. Salvador T. Roig. Puerto Rico en este momento se encontraba en estado de sitio. Y este fatídico día 30 de octubre de 1950 marca el momento de más trascendencia revolucionaria en la Isla en el siglo veinte.
La lucha en Utuado fue sangrienta. La residencia de don Damián Torres, cuartel de los nacionalistas utuadeños fue ametrallada por las fuerzas de la ley y el orden. Frente a la Clínica San Miguel al amanecer del 31 de octubre 1950, fueron mortalmente heridos 2 militares, 1 policía y 4 nacionalistas. Entre ellos, Heriberto Castro Ríos. En esos momentos sumaban ya 23 los caídos.

En Mayagüez la noche del 30 de octubre hubo un duelo a tiros con la policía de la localidad donde resultaron heridos 3 miembros de la uniformada y 3 civiles totalmente ajenos al conflicto

A la misma hora de ese día en Arecibo, un grupo armado de nacionalistas dirigidos por Ismael Matos atacó el cuartel de la policía. Mueren en la balacera cuatro miembros de uniformada y un combatiente nacionalista, Hipólito Miranda Díaz.  En el parque Muñoz Rivera murió en un tiroteo José Ortiz Torres.

Desenlace (por el momento)

Mientras tanto en San Juan el señor Tomás López de Victoria, comandante supremo del Ejercito Libertador, en una extensa declaración jurada ante el fiscal Efraín Crespo, reveló que era el único responsable de la rebelión nacionalista del 30 de octubre de 1950. A pesar de de sus declaraciones, se procede el mismo 30 de octubre a rodear y atacar la residencia de Pedro Albizu Campos, radicada en la calle Sol, esquina Cruz.
Se encontraba con Albizu Campos, escuchando por radio las noticias de la revuelta, Doris Torresola, Carmen María Pérez y Juan José Muñoz Matos, cuando la policía comenzó a disparar. La señorita Torresola fue herida de bala y sus compañeros la sacaron del local, momento que fue aprovechado por la policía para arrestarlos y acusarlos de ataque para cometer asesinato. Don Pedro permaneció solo en la habitación. Álvaro Rivera Walker, amigo de Albizu, logró cruzar el cerco de guardias armados y llegar a la habitación de Albizu y estuvo junto al líder nacionalista hasta su arresto que tomó lugar dos días de haberse iniciado la revuelta.

Ese mismo día, primero de noviembre del 1950, Oscar Collazo y Griselio Torresola atacaron la Casa Blair, donde Torresola y el agente de la policía Leslie Coffelt perdieron la vida. Oscar Collazo fue detenido, acusado de querer asesinar al Presidente Harry S. Truman y condenado a muerte. Su condena fue conmutada a cadena perpetua por el Presidente Truman. En el 1979 recibió un indulto presidencial. La casa de Blanca Canales fue reconstruida en un museo histórico.
La ley estadounidense le concedía el mandato al Presidente Harry Truman para tomar acción directa en todos los asuntos concernientes a Puerto Rico. A su vez, el Gobernador de Puerto Rico, Luis Muñoz Marín le era requerido consultar directamente con Casa Blanca. Sin embargo, noticias sobre esta y otras acciones militares nunca salieron de las Isla. Se catalogó como un "incidente entre puertorriqueños".

Pomales, Hernández y Santiago fueron hospitalizados en el Hospital Municipal y se recuperaron de sus heridas. Pomales fue puesto en libertad después de seis meses y fue acusado de tres cargos de intento de asesinato y sentenciado a 15 años de prisión. Hernández fue acusado de dos cargos de intento de asesinato y sentenciado a 15 años de prisión. Carlos Padilla, Diego González Quiñones, Juan Sandoval Ramos, Joaquín Padín Concepción y Vidal Santiago también fueron condenados a varios años de prisión. Santiago fue finalmente indultado y liberado de la cárcel.
Paoli fue puesto en libertad condicional el 16 de enero de 1952. Durante su reclusión sufrió de alucinaciones que se tradujo en una crisis nerviosa y fue enviado a un hospital psiquiátrico. En 1977, el Departamento de Estudios Hispánicos de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Mayagüez presentó su candidatura para el Premio Nobel de Literatura en reconocimiento a su importante contribución a la literatura mundial..
Pedro Albizu Campos, fue indultado en el 1953. Había denunciado que agentes de las fuerzas armadas de Estados Unidos estaban quemándolo con lo que describió como "rayos electrónicos de bellísimos colores y gran precisión" y que estaban exponiéndolo a radiación de origen desconocido. Salió de la cárcel con las pierna hinchadas y serias quemaduras.

Con el fin de darle atención mundial a la situación colonial de Puerto Rico, el 1 de marzo de 1954, la líder nacionalista Lolita Lebrón junto a Rafael Cancel Miranda, Irving Flores y Andrés Figueroa Cordero atacaron la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Todos fueron convictos de intento de asesinato y cumplieron más de veinticinco años de prisión.
En 1978, Andrés Figueroa Cordero es puesto en libertad por razones humanitarias debido a su estado de salud. Para aquel entonces, Lolita Lebrón se había convertido en la prisionera política más “longeva” en todo el hemisferio del continente americano. En septiembre de 1979, el entonces presidente estadounidense Jimmy Carter les otorga a Lolita, Rafael Cancel Miranda e Irving Flores la liberación sin condiciones. A su llegada a Puerto Rico, son recibidos por miles de compatriotas rindiéndoles honras de héroes nacionales.
Pedro Albizu Campos murió en el 1965, Blanca Canales, en el 96, el poeta Matos Paoli en julio de 2000, Gilberto Martínez, el último sobreviviente de la Masacre de Utuado el 1ro de enero 2009, Irving Flores Rodríguez en 1994 y Lolita Lebrón el pasado primero de agosto.

"¡Yo no vine a matar a nadie, yo vine a morir por Puerto Rico!"
Lolita Lebrón



Citas intercaladas de don Pedro Albizu Campos
Referencias:
  http://www.enlaceapuertorico.com/revolucion_1950_esp.html
   http://en.wikipedia.org/wiki/User:Marine_69-71
  http://en.wikipedia.org/wiki/Puerto_Rican_Nationalist_Party_Revolts_of_the_1950s


14 comentarios:

Prometeo dijo...

Estos datos históricos son muy importantes. NO debemos olvidarlos. Me he encargado de transmitirle esto a mis hijos apra que sepan que en Puerto Rico hubo un momento donde la dignidad colectiva era mayor a la que hay ahora.

Adelante y éxito.

Siluz dijo...

Es importante que nuestros hijos aprendan la verdadera historia de Puerto Rico, aunque quizás esto les traiga problemas en la escuela cuando refuten a los maestros. ¡Pero que no caiga en el olvido ni en malas interpretaciones! Gracias, Prometeo, por comentar.

Anónimo dijo...

Como hija de don Meliton Muniz estoy bien agradecida y les doy las gracias por la publicacion ahora tengo algo que ensenarles a mis hijos de quien fue su abuelo.

Siluz dijo...

Gracias tengo que darte yo a ti por comentar. El mayor homenaje que le podemos dar a los héroes nacionalistas, como tu padre, es no olvidarlos,transmitiendo a nuestros hijos su amor a la patria. Sus nietos tienen que estar muy orgullosos de serlo.
Lamentablemente, no he podido conseguir los nombres de todas las personas que participaron y algunos de nuestros héroes siguen anónimos.
Muchas gracias, otra vez, por haber escrito.
Un abrazo boricua.

Anónimo dijo...

Me da mucho gusto ver el articulo que yo escribi para Wikipedia traducido aqui. Solamente creo que injusto que usted se lo acredite a:
"http://www.enlaceapuertorico.com/revolucion_1950_esp.html" Cuando la verdad es que es una copia exacta de mi trabajo: "Nationalist attack of San Juan" la cual escribi en Mayo 2009. Ver: http://en.wikipedia.org/wiki/Nationalist_attack_of_San_Juan. Por favor de acreditar a Tony "The Marine" Santiago, Gracias

Siluz dijo...

No fue, ni será nunca, ,mi intención, no dar crédito a los autores de referencia. Pero quizás el mal estuvo en que , de donde obtuvimos la información, no lo hacía, pues le aseguro que no lo leí en inglés. Gracias por la observación, y le ofrezco mis disculpas.
Si quiere que retire la entrada, o la parte que puede ser de su artículo,lo haré, pero me parece que lo esencial es que la verdadera historia se conozca.
Gracias por comunicarse.

Anónimo dijo...

No, no la retiren. Mi deseo es educar y compartir mis conocimientos con todos. Aqui: http://en.wikipedia.org/wiki/User:Marine_69-71, encontraras un listado de todo los articulos que yo he escrito. Son en ingles, pero se desea puedes tranducir los mas que te gusten y compartilos con tus lectores. Solamente pido que me acrediten como el autor original Tony "The Marine" Santiago.

José M. López Sierra dijo...

Estimado Compañero:

¡Saludos!

Aquéllos que aceptan el colonialismo no creen en la justicia para todos. Ya que sabemos que los partidos políticos no lo va a resolver, estas invitado unirse a la protesta pacifica para exigirle al gobierno de Estados Unidos (EEUU) descolonizar inmediatamente a Puerto Rico. La protesta será el lunes, 17 de junio de 2013 de 8 AM a 5 PM en las afuera del portón de visitante de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en la cuidad de Nueva York (calle 46 y la Primera Avenida).

La ONU ha determinado en 1960 en su Resolución 1514 (XV) que el coloniaje es un crimen en contra de la humanidad. Por tal razón, la ONU celebra todos los años una vista sobre la descolonización de Puerto Rico. Todos los años la ONU emite por unanimidad una resolución pidiéndole a EEUU que descolonice a PR. ¡A pesar de 30 de estas resoluciones, Puerto Rico sigue siendo la colonia más vieja y más poblada del mundo! Debe ser obvio ya que EEUU no va a descolonizar a PR simplemente porque la ONU se lo pida.

A través de la educación, tenemos que lograr una solidaridad domestica e internacional con esta causa para presionar a EEUU hacer lo que históricamente nunca ha querido hacer. ¡Por eso, necesitamos que toda persona que también piensa que el coloniaje es un crimen en contra de la humanidad, se una a esta protesta para exigir cumplimento de la ley internacional!

PR ha sido colonia de EEUU por 114 años. La intención de EEUU es mantener a PR en el coloniaje para siempre si no hacemos algo. Es importante que sepamos que: La democracia no es lo que un gobierno hace. ¡La democracia es lo que la gente hace!
El presidente John F. Kennedy dijo: “Aquellos que hacen la revolución pacifica imposible, hará la revolución violenta inevitable.” El Dr. Martin Luther King Jr. dijo: La injusticia donde sea amenaza la justicia de todos.” Estas ideas, por supuesto, son las razones por la cual se creo la Organización de Naciones Unidas después de la segunda guerra mundial.

Nos toca a nosotros actuar para defender los derechos humanos fundamentales que fomenta la paz mundial ¡Lo trágico de hacer nada es que el gobierno que tengamos será el que nos merecemos!


Sinceramente,
José M. López Sierra

Para más información:
www.TodosUnidosDescolonizarPR.blogspot.com

Anónimo dijo...

Gracias por publicar tan valiosa información. Me fue muy útil para mi presentación oral en la Inter.Le añadí(no está en su artículo), la manifestación en Naranjito por José "Ñin" Negrón Rodríguez que fue la más cercana a San Juan de los pueblos fuera del área metropolitana.Si le añaden al artículo, pueden incluir a Ñin, nuestro primo. Gracias.

Siluz dijo...

Ese es el propósito, dar a conocer nuestra historia. Qué alegría que te haya sido útil y más que la hayas podido pasar a tus compañeros. Como verás, es información obtenida de distintas fuentes. Por lo que agradecería inmensamente que cualquier información que podamos añadir, nos las hagas llegar ya sea como comentario o a través del correo a elsia.luz@gmail.com. Gracias a ti por comentar.

Siluz dijo...

Seguimos añadiendo nombres a la entrada, gracias a una publicación en facebook de la Embajada de la Independencia Puertorriqueña

Anónimo dijo...

El nombre de Roberto Acevedo Quiñones parte del grupo que murió en Fortaleza no aparece en ninguno de los artículos que he leído. Por qué?

Siluz dijo...

Faltan muchos nombres, es cierto. Personas que por ser anónimas no son menos importantes. Cualquier nueva información que sea documentada con gusto sera anadida. Así le haremos justicia a esos hêroes perdidos en la historia.

Siluz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.