1 de mayo de 2011

¡DENEGADO EL PERMISO!

¿Que importa si eran quince mil o treinta mil? Lo esencial es que estaban allí para decir: ¡No al gasoducto! Y fueran quince o fueran treinta, esos miles salieron de sus casa bajo un diluvio, llegaron a Adjuntas bajo un diluvio, y bajo un diluvio hicieron lo que los motivó a llegar allí: gritar ¡Denegado el permiso!
A ellos se unen los que no pudieron llegar. A ellos se unen los que desde sus casas, sus compromisos, sus problemas, también gritan ¡No!
¿Escucharán? ¿O cuántas veces y de qué formas habrá que repetirlo?

























5 comentarios:

Cassiopeia dijo...

Lo mas descarado no fue "contar como Norma Burgos". Fue el anuncio/promo de fortunno HOY!

Hilda dijo...

Gracias por poner las fotos, estoy entre las que no pudo ir por un catarro que me ama y se niega a abandonarme.

Siluz dijo...

Cassiopeia:
No hay peor sordo que el que no quiere oir...

Hilda:
Y si llegas a ir, ese catarro ya sería bronquitis. Porque entre el diluvio y la llovizna persistente, hubo pocos momentos de sol.

Sabemos que somos muchos.. porque a todos nos afecta.
Gracias, amigas, por comentar.

Tito73Noraga dijo...

No se de que gaseoducto se trata
ni de quien esta haciendose rico con la ides
pero si el pueblo esta en la calle con banderas y pancartas
pero si las avenidas se llenan con sus voces y sus zapatos
entonces yo estoy con ellos y grito junto a ellos
"Abajo el gaseoduscto, mierda!"
Un Chileno desde Canada

Siluz dijo...

Gracias, Tito, por la solidaridad. Se trata de un gasoducto que prácticamente iba a atravesar la isla de Puerto Rico. Por el momento, está detenido, aunque solo los planes nos costó millones. Pero tenemos que seguir alerta, no nos sorprendan dormidos y nos cueste la vida.