9 de mayo de 2009

Mi herencia

    Mami me enseñó:                                 


  • A sonreír a aquellos que no lo hacen porque algún día me devolverían la sonrisa.
  • Que un favor se hace de buena gana, no con cara larga ni protestas.
  • Que cuando algo no sale como se planea es porque no conviene.
  • Que los lazos de sangre son eternos y prioritarios.
  • A decir “Si Dios quiere”
  • Que hay que sacar tiempo para limpiar la casa pero también para acostarse en una hamaca.
  • A no tirar la puerta al salir.
  • A evitar las malas palabras y hablar sin gritar.
  • A no dejar las cosas a mitad.
  • A inventar vacaciones y pasadías.
  • Que cantando las tareas se hacen más livianas.
  •  A darle valor a los pequeños detalles.
  • Que un hijo merece cualquier sacrificio y todo el apoyo posible.
  • A decir “yo puedo”
  • A enfrentar los retos.
  • A usar siempre el mismo juego de llaves para evitar que se pierda también el duplicado.
  • A ser responsable y  solidaria.
  • La importancia del buen crédito.
  • Que “La última la paga el diablo…”
  • Que las ideas propias no se imponen y las ajenas se respetan.
  • A disfrutar y admirar la naturaleza.
  • A gritar como fanática fiel en los partidos de béisbol de los Cangrejeros
  • Que lo único que nos llevamos a la tumba son los recuerdos.
  • A querer a los animales.
  • Que no había mejor película que “Sound of Music” ni mejor canción que “Cuando un amigo se va”.
  • A cumplir lo prometido
  • A descubrir como hacer las cosas bien para hacerlas mejor.
  • Que las grandes fiestas se celebran desde la víspera.  Y eso incluye los cumpleaños.
  • Que si no puedo decir algo bueno de alguien, mejor es callarme.
  • Que se puede criar sola… y bien.
  • Que a los hijos no se les habla mal del padre.
  • Que las computadoras son una maravilla.
  • Lo delicioso que es el vino tinto.
  • A ser feliz.

Señora , señora
(Denisse de Kalafe)
A ti que me diste tu vida, tu amor y tu espacio,  
a ti que cargaste en tu vientre dolor y cansancio.  

A ti que peleaste con uñas y dientes,
valiente en tu casa y en cualquier lugar, 
a ti rosa fresca de abril, a ti mi fiel querubín.
A ti te dedico mis versos, mi ser, mis victorias
a ti mis respetos señora, señora, señora.  
A ti mi guerrera invencible, a ti luchadora incansable, 
a ti mi amiga constante, de todas las horas.
Su nombre es un nombre común como las margaritas
siempre en mi boca, presencia constante en mi mente
y para no hacer tanto alarde, esa mujer de quien hablo
es linda mi amiga, gaviota,  su nombre es... mi madre  
¡Feliz día de las madres,
porque cada uno de nosotros tiene la mejor de todas!

17 comentarios:

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Siluz: Me has hecho lagrimear de lo lindo.. Esa herencia tuya es lo que te explica y se entiende el orgullo que sientes por esa mujer que debe haber sido un privilegio conocerla.
¡A cumplir su deseo y ser feliz! Y a celebrar desde hoy..

©Claudia Isabel dijo...

De tal madre tal hija!
en la sonrisa de tu madre te veo a vos!
Feliz día!!!
Ufff, me hiciste llorar...
Un abrazo inmenso

Rocío dijo...

De las madres aprendemos a vivir... Está hermoso tu "post" y hasta me hiciste llorar. Ando muy nostalgica por mi mammi que está allá en la tierra de los gringos :(...

Felicidades en este día y siempre...

Siluz dijo...

Ivonne: Mi mayor deseo es poder dejar una herencia similar a mis hijos. El recuerdo de su abuela lo merece.

Claudia: Fue su mejor ejemplo, siempre sonrió a pesar de la enfermedad y los problemas.

Rocío: Seguro tu mamita te extraña como tú a ella. Dios te bendiga.

Muchas felicidades a las tres, en su faceta de madres, tías y abuelas. ¡Un abrazo en este día! Gracias por siempre comentar.

Dilman dijo...

Qué bonitas se ven con esa sonrisa franca y abierta, hay una ternura y amor florecidas, un abrazo desde la distancia. Gracias Siluz por recordarnos este paso esencial de existencia.
Un feliz día en esta celebración de las madres!!!!!!

marcela dijo...

Muy emocionante, Siluz.
No caben dudas que tienen la misma mirada y sobre todo, esa enorme sonrisa.

Felìz día a las mamis!
Beso

Siluz dijo...

Gracias, Dilman:
Recordar a mi madre es darle un abrazo en la distancia. Y sentir el suyo. Gracias por siempre leer y comentar.

Gracias, Marcela
Qué felicidad poder compartir sentimientos. Besitos.

Don Segundo dijo...

¡Feliz Día de las Madres!

Don Segundo dijo...

Siluz:

Esta bello.

Gracias.

¡Feliz Día de las Madres!

Blanca dijo...

Jajajaja, ahora entiendo la apuración que tenías por festejar mi cumpleaños aquella vez... ¿recuerdas? pero tu mami, dijo un día antes no una semana antes, eh!Esas cosas son las que no se olvidan nunca.
No hay un día de mi vida que no me haga falta mi madre adorada. Pero se que desde donde están nos llenan de bendiciones. Gracias por compartir todo lo que aprendiste de tu mami, me hiciste llorar... Feliz día, y gracias también por tener esa magnífica sonrisa que ahora se de quien heredaste. Te quiero manita.
Carmen

maria dijo...

Gracias Siluz para vos tambien felicidades y para todas las madres del mundo.

En Argentina se festeja el tercer domingo de octubre,pero igual te lo agradezco
.
Todos los dias del año es el dia de la madre.

No hay un libro que enseñe a ser madre,pero me siento identificada con lo que relataste.

Besos
Biki

Siluz dijo...

Carmen:
Espero que también hayas pasado un feliz día. Sé que en México se celebra el 10 de mayo.
Biki:
Y allá en octubre. Por eso yo lo celebro doble, jeje...
Besitos para las dos.

Siluz dijo...

Don Segundo.
Muchas gracias.
Un saludo especial a Doña Bianca en este día.

Hilda Vélez Rodríguez dijo...

Amiga, gracias por compatir esa hermosa experiencia de vida. Un abrazo.

Siluz dijo...

Gracias, Hilda, por comentar. Mami me dejó un proyecto de vida: seguir su ejemplo para ser la mejor persona que me sea posible en los diferentes roles que me toque vivir.

Martha Ferrari dijo...

¡Qué buena guía de consejos! Estoy segura que seguiste cada uno de ellos y los retransmitiste fielmente.La prueba es la hermosa familia que te acompaña.Feliz día Siluz, un beso y un abrazo.

Siluz dijo...

Gracias, Martha. Feliz día, en mayo o en octubre, ¡todo el año! para disfrutar a la familia, tu hermosa ciudad, tus libros, tus letras. Un abrazo, amiga.