31 de enero de 2010

Cuéntale...

—¿Cuándo vas a decirle la verdad, mami? Esto se te ha ido de las manos.

A pesar de la insistencia de Rosa, no iba a hacerlo.  Eran años de mentiras, de justificaciones, de una historia tan bien encajada que ya no podía diferenciar de la otra. ¿Es que había otra? Se sentó frente a la computadora.  Él ya la esperaba.

Luna Llena: Amor, hoy no puedo estar mucho tiempo.  Mi papá llega temprano del trabajo y  ni siquiera he limpiado la casa.

Toro Azul: ¿No está ahí tu hermana para que te ayude?

Luna Llena: Sí, pero Rosita está practicando el violín. Me gusta sentirla feliz. La música es su vida.

Toro Azul: ¿Y tu vida, cariño?  ¿Y tu felicidad? ¿Cuando vas a pensar en ti, en nosotros? Ya quisiera yo poder hablar con tu padre, ir a conocerte. 

Luna Llena: Sabes que es imposible. Ni siquiera le gusta que esté mucho tiempo en la compu. Si le hablas, me prohibirá entrar y entonces sí tendremos problemas.

Toro Azul: Niña, ¿cuánto tiempo llevamos en esto?  Yo no creo que sea tu responsabilidad cuidar a tu hermana y ocuparte de la casa.  Mucho menos de tu papá.  Que se busque una mujer que lo atienda si se siente incapaz de hacerlo él.

Luna Llena: Lo hemos discutido muchas veces,  Amor, tengo los minutos contados.  No los desperdiciemos peleando…

Toro Azul: Tienes razón, preciosa.  Perdóname…

Así pasaban los días, las semanas, los meses, los años. Ya no recordaba ni cuando comenzó esta farsa.  Este personaje, inventado por diversión, ya tenía personalidad y vida  propia, más feliz de lo que ella nunca fue.  Y lo peor, Luna Llena  estaba enamorada de Toro Azul, sin diferenciar lo virtual de lo real, sin entender que  ella no existía más allá del monitor.

—Cuéntale la verdad  Un día se va a enterar. 

—No tiene por qué saberlo, Rosa. Y si ocurre, ya veré cómo solucionarlo.  Déjame disfrutarlo mientras dure.  Prefiero soportar su rencor a no haber vivido lo que siento.

Y es que no había papá, sino marido. No había hermana, sino hija.  Luna Llena era en la vida real la señora Elba Gutiérrez, una mujer que casi le doblaba la edad a ese Toro Azul que rondaba los treinta años.  Cuando lo conoció ella ya pasaba los cincuenta.  Habían pasado siete años.

Maldita la hora en que inventé a Toro Azul.  Toda mi vida fui un toro solitario, nunca pertenecí a manada alguna.  Tuve que meterme a jugar al don Juan para terminar enredado en mi propia trampa.
Me miro... me miro... todas las noches me miro.  Esa imagen me devuelve la mirada; sin palabras me enfrenta a mi verdad.  Sus ojos me hablan: “Cuéntale, Rolando.  No juegues con esa niña.  Podrías ser su padre.  Es tan buena, tan dulce, tan ingenua.  Es inmoral un engaño así”.
Y me miro… el pelo cada vez más escaso, más blanco, el rostro arrugado, envejecido, tan distinto a las fotos que le enviaste de tu sobrino.
Y me miro… Y pienso en la posibilidad de que se entere.  Y tiemblo.
Y me digo: mañana…
¿Cómo este toro viejo osó enamorarse de la luna?


Elsia Luz Cruz Torruellas
(Siluz)

25 de enero de 2010

Tres años escribiendo en voz alta



Cerca del 31 de diciembre preparé para mi familia un resumen del año en fotos. Seleccionando las mismas, fui mes por mes, dándome cuenta de todo lo que hicimos, de los acontecimientos y de lo rápido que pasaron esos 365 días.
Hoy, hago algo similar para mi blog.  Pues este 25 de enero se cumplen tres años desde que empecé a escribir en voz alta.   
Releo las sesenta y ocho entradas escritas este año, los comentarios, las fotos y videos.  Intento hacer un resumen, escoger las más significativas.  Y se me hace muy difícil pues cada una tuvo su razón de ser, su importancia, su motivo. 
No hubiera querido escribir:
Haití, antilla olvidada (16 de enero)
Hasta siempre, Sandro (4 de enero)
Hasta siempre, Poeta (17 de mayo)
Tuve que hacer trabajo investigativo para:
Jubilación: fatalidad o finalidad (8 de agosto)
Bondades del vino tinto  (15 de agosto)
Trenzando nombres  (22 de octubre)
Comerciales excepcionales (3 de noviembre)
La Borinqueña (18 de noviembre)
Me gustó trabajar en:
Epitafios  (31 de octubre)
No se canta solo por cantar  (24 de agosto)
Nanas de hoy para hombres y mujeres de mañana  (8 de octubre)
Me dan mucho sentimiento:
Amigos virtuales  (11 de febrero)
Mi herencia  (9 de mayo)
Un cuento para Urayoán  (12 de octubre)
Fueron trabajos especiales en días especiales:
Diez No para recordar en el Día de la Mujer (7 de marzo)
Nuevos esclavos (22 de marzo – Día de la Abolición)
Por el archivo de búsquedas, veo que los temas mas más buscados (no sé si encontrados) de las entradas de este año fueron:
        “Cumpleaños de mi hermana” (23 de febrero)
Hoy, que es el cumpleaños de mi hermana
        “Sol ardiente de junio” (2 de marzo)
        “Tengo miedo”  ((9 de junio)
El tema más repetido: teatro  (12 entradas).  Estoy segura que esto no le sorprende a ninguno de los que me conoce.
        Una noticia que me enorgullece (2 de febrero)
        La pequeña gigante (9 de marzo)
Día mundial del títere (21 de marzo)
Teatro, forma de vida (27 de marzo-Día del teatro)
Cruel Impacto (12 de mayo)
En el día del estreno  (22 de mayo)
Tras la puesta en escena (27 de mayo)
Cruel impacto en Vega Baja (29 de junio)
Festival de cine latino (26 de julio)
XXXI Festival de Teatro de Caguas (5 de septiembre)
Cuatro rostros (16 de septiembre)
Impromptu de San Juan (25 de septiembre)
Campañas de solidaridad:
        Censura en los blogs (con Claudia) 9 de febrero
        Tres árboles (con Ivonne) 26 de abril
        Por Benedetti (Hagamos un trato) 7 de mayo
        Respaldo a Juanes (24 agosto, 18 sept, 21 de sept)
Me halagan los enlaces que me hicieron en:
Un fin de semana en el paraíso en Aventuras Ecoturísticas en la Isla del Encanto  (13 de abril)
        Nuestra hora en Mujeres de 40  (20 de abril)
        Revista literaria: “En sentido figurado” (edición de junio)
Blog adentro: pase usted (1ro de junio)
Y las entradas que me dedicaron:
Prometeo: “Escribiendo en voz alta” (5 de mayo)

Elco Lao: Para Siluz: La danza “Alondra de los bosques”, interpretada por Danny Rivera y Dagmar

Agradezco a los amigos que me enlazan a través de facebook y en especial al Diario Vegabajeño por su enlace permanente.
Este año recibí tres “premios”. Son muestras de cariño, respaldo y solidaridad y no  “premios que se reparten ellos mismos”, como dijo alguien a quien no le publico sus comentarios sarcásticos y quien debe encontrarse muy solo en la blogósfera.  A través de los blogs he encontrado seres humanos con mis mismos intereses y preocupaciones, gente con cuyas creencias no siempre coincido pero respeto, personas que tiene en alta estima la verdad, fe en la palabra, esperanza de que puede haber un mundo mejor y el entusiasmo para ayudar a conseguirlo.
Este blog es una joya (10 de febrero) por Daniela
Blog femenino e inteligente (16 de mayo) por Fabiana 
Incluía un Meme (Lo inevitable) que luego se convirtió en el cuento “Mujer vestal”
        Pedagogía de Afecto (15 de junio) por Prometeo
Publiqué varios de mis cuentos:
        Sol ardiente de junio (2 de marzo)
        Mi hermana Rosa (10 de abril)
        ¡No más! (29 de abril)
Noche blanca (9 de julio)
Mujer vestal (3 de septiembre)
En este año he recibido más de diecinueve mil visitas.  Aunque más de cinco mil son de Puerto Rico (25%) contrasta con el 42% del año pasado.  Quiere decir que entró gente de muchos otros países: 12.7% de España, 11.9% de Estados Unidos, 11.1% de Argentina, 10.5% de México.  He recibido varias visitas de países lejanos como Irán, Israel o Japón y por lo menos una visita de India, Egipto, Malasia o Luxemburgo, entre otros. Me honra además que el blog termina este año como el noveno más leído de los más de seiscientos blogs boricuas en Blogolaxia.
Tengo que darle las gracias a mis treinta y cuatro seguidores: diecinueve de Puerto Rico, cuatro de España y Argentina, uno de Chile, Cuba, República Dominicana y Costa Rica y tres cuyos países desconozco. A Elco, Prometeo, Ivonne, Fabiana, Rocío, Ana, Hilda, Don Segundo, Claudia, Myrisa, Lucy y Biki que siempre dejan su huella en mis entradas.
Así también a todos los amigos que me visitan a veces desde el anonimato, a los que conozco, a los que no, a todos los que me leen.  
Gracias por estos tres años.
Gracias por escuchar lo que escribo en voz alta. 
Gracias.

16 de enero de 2010

Haití, la Antilla olvidada

Llueve. Es una lluvia constante, tranquila, débil pero consistente. Como si el cielo boricua no pudiera dejar de llorar por lo que ocurre en la isla vecina.
Haití, país hermano olvidado, Antilla ignorada.
Las escenas terribles se repiten, dantescas, inimaginables...
La prensa se ocupa de darnos imágenes que no se irán de nuestras mentes.  Vemos el miedo, la desesperanza, la impotencia, el dolor inmortalizados en fotos impresionantes. Como aquella foto de la niña desnuda corriendo presa del pánico tras la explosión nuclear. Como aquella donde el buitre espera la muerte de un niño famélico para saciar su propia hambre. Como esa de la mujer de mirada suplicante esperando el rescate que no llega. ¿Cómo ponerse en la situación de esas personas que están allí, que viven esa desesperante realidad? ¿Para quiénes esto no es una sección del noticiario sino su hoy y su mañana? 
Estos choques tan fuertes nos hacen ver lo poco que somos, lo impotente que estamos ante la verdadera dueña del planeta.
Y lo contradictorios que somos.  Un país que demandaba ayuda a gritos.  Un país que todo el mundo reconoce como el más pobre de América.  Un país olvidado por todos... De pronto, descubrimos que existe.  En el momento que pareció desaparecer, lo buscamos en el mapa ¿Es que no nos habíamos dado cuenta de la miseria que imperaba, del hambre, del sufrimiento? ¿No estábamos enterados de cómo allí vivían estos hermanos antillanos?
Elco Lao publica en su blog un artículo de Mariano Aguirre y Amélie Gauthier, “Haití frente a grandes desafíos” que data de 2008.  
"La gente de Haití dice que el Aeropuerto Toussaint Louverture (nombre del líder de la independencia en 1801) tiene dos puertas: una al paraíso, si se va a salir del país, y otra al infierno si se está llegando. La situación deplorable de las calles, la falta de un sistema de enseñanza pública, 85% de analfabetismo, carencia casi total de sistema de salud, desprotección de la infancia, violencia masiva contra la mujer, la falta de justicia para la mayoría de los ciudadanos, la pobreza profunda de cientos de miles de personas que ganan menos de 2 dólares al día en un país con precios similares a Europa, son algunos datos de esta realidad".
Hay tantas cosas que no puedo comprender... que no quiero pensar... Pero uno deja de creer en la buena fe y las razones humanitarias de naciones poderosas que solo han ayudado a sembrar destrucción y muerte.
Y pasamos la página del periódico o apagamos la computadora y la TV y nuestra vida continúa como si nada...
Hasta que otro golpe nos enfrente a la realidad.  Hasta que en algún momento nos toque ser protagonistas.

Mulata, tranquila
Oswar Nieves

Haití... negra mulata antillana
La tierra te tiembla las piernas.
Y tú… te remeneas sin saber lo que pasa.
Se escuchan los gritos y crujidos.
Tu pueblo se sangra,
Mulata, pendiente que te tiemblan las piernas…
Y la pobreza te tiene débil, mi mulata de piernas flacas,
Tranquila que todo ha pasado.
Ahora solo quedan escombros y fe,
Polvo, zombie y una incertidumbre
Que te quita los sueños,
Mulata.
Ahora todos te miran cuando
Siempre te han dado la espalda.
Ahora todos saben dónde queda
La pobreza, el hambre
Y las ganas de vivir.
Ahora todos te ayudan y
Mañana seguirás siendo
la mulata antillana del olvido.
Mulata, tranquila, que tu pueblo se
Levanta entre la sangre y los restos.
El mundo está atento.
Sin saber que tu hambre y pobreza es más fuerte que un 7.2
Sin saber que la barriga de tu pueblo tíembla de hambre
De frío y de esa guerra eterna de fronteras indecisas
Tranquila, mi mulata antillana
Tranquila, mi hermana,
Tranquila, mi Haití, que tu pueblo se levanta.

Tomado de: “Primera Hora” (viernes 15 de enero, pág. 36)

11 de enero de 2010

Recordando a Hostos, ciudadano de América

Eugenio María de Hostos  (1839-1903)

El estudio que teníamos alquilado entre las calles Arenales y Cerrito de Buenos Aires, para el 2004, estaba lleno de libros, revistas y recuerdos de los antiguos inquilinos.  Parecía que cada residente, quienes presumo eran estudiantes, artistas o intelectuales, dejaba allí cosas que le habían sido preciadas en algún momento pero que no podían llevar de regreso a sus hogares. 
En una esquinita del armario vi un cartel que parecía alguien había olvidado.  Estaba enrolladito como una cartulina escolar, de un blanco que se confundía con el color de las paredes. Cuál no sería mi sorpresa al abrirlo y ver la imagen del boricua Eugenio María de Hostos y las siguientes palabras: Puerto Rico en la 15ta Feria Internacional de Buenos Aires – del autor al lector - del 7 al 24 de abril de 1989. 

Pensé llevármelo pero confieso que no me atreví.  ¿Y si era del dueño, conocido de un conocido de un conocido, y faltaba a su confianza o metía en problemas a alguien?  Al año siguiente regresamos al mismo departamento.  Algunos de los artículos decorativos no estaban, muchos de los libros habían sido guardados en cajas y los cuadros habían sido cambiados.  Me acordé del cartel y cual no sería mi sorpresa de encontrarlo, esta vez en la tablilla superior del closet, como si me esperara.  Esta vez sí regresó conmigo a Puerto Rico.

Y es que Eugenio María de Hostos es CIUDADANO DE AMÉRICA.

“América, nueva patria del derecho, la libertad es su atmósfera. Nueva patria de la justicia, la dignidad es su horizonte. Nueva patria de la razón, su destino es la confraternidad de todos los seres racionales en su seno”. (E. M. de H.)

Dice su biografía:

Eugenio María de Hostos nació en Mayagüez (Puerto Rico), el 11 de enero de 1839. Cursó sus estudios primarios en el Liceo de San Juan de Puerto Rico, prosiguió sus estudios secundarios en España (Bilbao) y continuó en la Facultad de Derecho de Madrid.Viajó a París, de allí a Nueva York, desde donde luchó por la Independencia de Cuba (fundó el periódico "La revolución" con este fin)
A partir de 1871 comenzó a recorrer América del Sur (Colombia, Perú, Chile, Argentina y Brasil), defendiendo su ideario antillano en defensa de la libertad de sus pueblos. En Chile profundizó en sus ideas educativas y en la instrucción de la mujer; allí publicó el Juicio crítico de Hamlet. Fue miembro de la Academia de Bellas Letras de Santiago.
En Argentina propició la construcción del ferrocarril trasandino. La primera locomotora quecruzó los Andes se llamó Hostos en su honor. Publicó artículos en el Diario "La Nación". En Brasil se dedicó a escribir sobre la exuberancia de la naturaleza en esta zona. En 1874 dirigió con el escritor cubano Enrique Piñeyro la América Ilustrada. En este año regresó a Nueva York.
En 1875 regresó a las Antillas, a la única isla libre, la República Dominicana; y en Puerto Plata, Santo Domingo, dirigió Las Tres Antillas. El ideal de Hostos era lograr la Confederación Antillana. Volvió nuevamente a Nueva York. Luego se dirigió a Caracas, y allí contrajo matrimonio con Belinda de Ayala Quintana.
Al concluir la guerra de Cuba, con la firma de la paz del Zanjón, regresó a Santo Domingo, donde fue nombrado Director de la Escuela Normal y fue profesor de Derecho y de Economía Política en el Instituto Profesional. En 1889 fue a Chile, donde ejerció tareas docentes, fue Director del Liceo de Chillán y del Liceo Amunástegui de Santiago. Allí realizó varias publicaciones y estudios pedagógicos, literarios y políticos, Al estallar en 1898 nuevamente la guerra en Cuba, regresó a Puerto Rico para luchar por la libertad, pero la falta de esta en su país, hizo que en 1900 se radicara una vez más en Santo Domingo, donde fue designado Director General de Enseñanza Normal.
Falleció en Santo Domingo el 11 de agosto de 1903.
Entre sus obras se pueden citar:
  • Biografía Crítica de Plácido
  • La novela de la vida
  • La tela de Araña
  • La peregrinación de Bayoán (1863)
  • Poesías y Comedias
  • Plácido (Ensayo)
  • Comedias (1886)
  • Crítica Literaria
  • Ensayo crítico de Hamlet
  • Meditando
  • Lecciones de Derecho Constitucional
  • Moral Social
  • Tratados de Lógica, Ciencia de la Pedagogía y Geografía Evolutiva
  • Los frutos de la Normal
  • Proyecto de Ley de Enseñanza Pública (Santo Domingo)
  • Programa Oficial para las Escuelas de la República (República Dominicana)
  • Reseña Histórica de Puerto Rico (Ensayo)
  • Mensaje a Colombia (Ensayo)
  • Discursos pronunciado en la primera investidura de alumnas del Instituto de Señoritas (1887)
  • La obra de Hostos ha sido recogida en veinte volúmenes por el gobierno de Puerto Rico en una edición de sus Obras completas (1940)

Recopilación de pensamientos de Eugenio María de Hostos:

  • “Amamos la patria porque es un punto de partida.  La vida es un viaje; la razón no sabría encontrar el punto de partida si no fuera por el terruño cuya imagen atrayente vemos por todas partes”.
  • “El único modo de ser útil a las ideas y a los pueblos es levantar los hombres a la discusión de su deber, más que bajar con ellos a la negociación de sus intereses”.
  • "No es patria el lugar donde nacemos, si nos quitan el derecho de servirla, si entregan su felicidad a los que la desdeñan, si nos niegan la posesión de lo que es nuestro"
  • "Los hombres que más saben son los que menos se atreven a creer que saben y son los que menos incurren en el vicio intelectual que se llama pedantería"
  • “Ley eterna de la naturaleza es la igualdad moral del hombre y de la mujer, porque la mujer, como el hombre, es obrero de la vida”.
  • "Yo me he ufanado de las derrotas que he sufrido en mi vida, pues una vida no es fuerte sino cuando se ha consagrado a conquistar un ideal por sencillo que sea..." 
  • "El hombre no deja de ser hombre por ser de color claro u oscuro, porque pertenezca al grupo norteamericano o malayo; cualquiera que sea su color, el hombre tiene los mismos derechos naturales".
  • "La razón no tiene sexo, y es la misma facultad con sus mismas operaciones y funciones en el hombre y la mujer."
  • “Ningún hombre es más grande que el que se vence a sí mismo por cumplir con su deber”.
  • “La patria de la libertad no tiene límites y donde quiera que el buscador de libertad fija la planta, allí tiene la patria de su espíritu”.
  • “Es más digno de respeto un hombre que repara un error, enmienda una falta, abandona un designio liberticida, que aquel que se ha abstenido de errores, faltas y designios por solo estarse quieto”.
  • “En definitiva, el amor a la patria es amor a la naturaleza física que la ennoblece”.
  • “Siempre el ensueño reviste de estructuras monumentales sus conceptos. Pero en la realidad, en la brusca realidad de nuestra vida humana hacemos las cosas como podemos”.
  • “La patria es el más alto concepto de la razón social e individual, si es el símbolo de la libertad y la justicia”.
  • “Prefiero ser soldado de la justicia, mucho más que deudor de gratitud al que la haga”.
  • “Los momentos pasan: pasan con ellos los hombres; pero siempre llega el día de la victoria para la justicia. Que no la vea el que por ella ha sucumbido, eso, ¿qué importa? El fin no es gozar de ese día radiante; el fin es contribuir a que llegue ese día”.
  • "Acompañémonos nosotros mismos y al menos la soledad podría convertirse en fuerza."
  • "La verdad y el bien siguen un mismo camino. El que busca la verdad encuentra el bien."
  • El hombre verdadero es aquel que, progresando en su vida, en pensamiento, en voluntad, en sentimiento conserva su infancia en su vejez; su candor en su experiencia; su pureza en su conocimiento de los hombres; su fe en sus desesperaciones mas activas; su conciencia en todo y a pesar de todo."
  • "Si vivir es realizarse en sentimientos, inteligencia y voluntad, que pocos viven los que sólo en palabras se realizan."
  • 'No tengan tus acciones censor más severo que tú mismo, y serás un juez insobornable de los otros."
  • "No juzgues a los demás por el juicio que de ellos formen otros hombres ni por el que hayan formado de ti mismo, y serás justo."
  • "Cuando no puedas ser justo por virtud, sélo por orgullo."
  • Sigue tu camino siempre que sean la justicia y la razón quienes te escolten."

5 de enero de 2010

Siempre, siempre...Sandro

MI TRIBUTO A SANDRO
por todo lo que representa para América,
para la música,
para nuestra generación.
Siempre lo recordaremos "como la misma felicidad".



Es ésta la presentación que preparaba con la esperanza de celebrar su recuperación.  Como expliqué en una entrada anterior, decidí terminarla entonces para celebrar su vida..
Sandro esta aquí, permanece con nosotros, resucitado. ¡Sí, señor!

Reproduzco  dos comentarios en la columna:  "El pudor de mi madre ante Sandro" de Elco Lao porque creo, como él, que con la partida de Sandro va desapareciendo nuestra generación.




Siluz dijo...Un saludo a tu madre, una de las "nenas" de Sandro. Yo como ella, hoy lloro su partida. Aunque me repita que solo se ha ido a la eternidad no puedo evitar "penas, y penas y penas". Gracias por compartir estos recuerdos. (5 de enero de 2010 18:52)



Elco Lao dijo... Siluz: He observado algunos reportajes que tratan la muerte de Sandro desde Argentina. Sesentonas y setentonas iban a velar su cuerpo, como si toda una generación de Baby-boomers llorara esa pena. Es como si esta generación llorase también el hecho de que desapareceremos, que moriremos en algún momento como generación. No sólo lloraban por Sandro, lloraban por ellas. (6 de enero de 2010 08:10)

Llegan esta noche...

Hace un año, grité: ¡Llegaron los reyes! Era la entrada correspondiente al 6 de enero y mencioné una canción que mi abuela cantaba cuando yo era niña.  Solo me acordaba de parte de la letra y pregunté si alguien la sabía. En agosto, recibí un mensaje de una lectora, Leilani, dándome la letra.  Gracias a ella este año, puedo cantarla completa a mis nietos.
Llegan de noche con gran cautela
cuando ninguno sus pasos vela
y al dormitorio del niño van,
y al dormitorio del niño van.
Le reconocen, le dan un beso
y en su rosada mejilla impreso
ven de juguetes el dulce afán
ven de juguetes el dulce afán.
Llevan de todo, ¿cuáles prefiere?
sable, ¡pues sable! ¿cornetas quiere?
Pues hay cornetas, rifle y morrión,
pues hay cornetas, rifle y morrión. 
Hay artilleros de rostro huraño,
de caballitos, hay un rebaño
y de tambores, hay un montón,
y de tambores, hay un montón.
Para las niñas, ¡cuánta hermosura!
Hay muñequitas de tez oscura
con bellos labios como el carmín,
con bellos labios como el carmín.
Y unas muñecas de ojos de cielo
de tez muy blanca, de rubio pelo
y con semblante de querubín,
y con semblante de querubín.
Los zapatitos de los durmientes
con esto llenan y diligentes
los regios magos de allí se van,
los regios magos de allí se van.
No sé por dónde ni quién los guía
Solo se sabe que al otro día
los niños buenos se alegrarán.
Los niños buenos se alegrarán.

1ro de enero de 2011:
Agradezco el comentario del lector "JoBrahms" de quien recibí hoy una estrofa que faltaba,  Me indica además que la letra de esta canción es de Manuel Fernandez Juncos y la música de Braulio Dueño Colón. Gracias por estos detalles tan importantes que desconocía.
No podemos dejar que estas canciones tan lindas y tan nuestras caigan en el olvido.
¡Gracias, Leilani y JoBrahms por ayudarme a recobrar esta joyita!

5 de enero 2013
Y seguimos añadiendo estrofas. Gracias, Carmen Millán, por otra que faltaba. Ahora sí la tenemos completa.

4 de enero de 2010

¡Hasta siempre, Sandro!



La condición de Sandro era crítica.  Pero tenía tantas ganas de vivir, tanto aún por cantar, tanta fe en su recuperación, tanto coraje para luchar, que pensamos la superaría.  Somos muchos sus admiradores, sus “nenas”,  sus seguidores, los que estábamos pendientes de su caso día a día.  Y cuando teníamos la certeza de que sobreviviría, nos sorprenden las noticias de dos nuevas intervenciones quirúrgicas con el triste final.
Sandro nos deja solo físicamente, pues sabemos que  los grandes nunca mueren. Y él pertenecía a ese grupo.  A esos que al partir, dan un paso hacia la eternidad.
Esta presentación la empecé el día del transplante.  Quería darle un tributo no a su memoria sino a su vida, transmitirle desde esta isla que tanto visitó y donde tanto lo queremos, energía, ánimo y fuerza.  Como fondo, la canción de María Elena Welsh, “Como la cigarra’: 
Tantas veces me mataron,
tantas veces me morí,
Sin embargo estoy aquí resucitando.
Pero si estoy a la desgracia
y la mano con puñal
por qué mató tan mal,
y seguí cantando.

Cantando al sol como la cigarra
después de un año bajo la tierra,
igual que sobreviviente
que vuelve de la guerra.

Tantas veces me borraron,
tantas desaparecí,
a mi propio entierro fui
solo y llorando;
hice un nudo en el pañuelo
pero me olvidé después
que no era la única vez
y seguí cantando.
 

Cantando al sol como la cigarra
después de un año bajo la tierra,
igual que sobreviviente
que vuelve de la guerra.
 

Tantas veces te mataron,
 
tantas resucitarás,
cuántas noches pasarás
desesperando.
Y a la hora del naufragio
y la de la oscuridad
alguien te rescatará
para ir cantando.

Cantando al sol como la cigarra
 
después de un año bajo la tierra,

Igual que sobreviviente
Que vuelve de la guerra

Cuando Sandro se agravaba, abandonaba la presentación.  Pero en estos días de Navidad, tuve la esperanza de que sí saldría de ésta.  Hoy me decidí a terminarla, en vista de que en los últimos días no se había publicado nada nuevo. Dicen que “sin noticias, buenas noticias”.
Estaba escogiendo fotos cuando al bajar una de ellas leo la nota que la acompaña.  “Vuelven a llevar a Sandro al quirófano. Es el peor momento de la salud de Sandro desde que se internó”. Fecha: 4 de enero. ¡Hoy! Temo lo peor... Horas más tarde, la segunda intervención.  Y después el boletín de última hora:  20:50 - Murió Sandro, una leyenda de la música popular argentina.  Su cuerpo no resistió…”
Pensé no terminar el trabajo, quizás la letra de la canción no era ya adecuada.  Solo sentía “penas y penas y penas…” y esa sensación de impotencia que da lo irremediable.  Luego algunos amigos me animaron a continuar y recordé aquello que muy joven aún, Sandro cantó:

“No quiero que me lloren
cuando me vaya a la eternidad,
quiero que me recuerden como la misma felicidad.
Pues yo estaré en el aire, entre la tierra y en el palmar.
Estaré entre la arena
y sobre el viento que agita el mar.”

Así será, Sandro. 
Hoy has vencido a la muerte y naces a la vida.  
Hoy tu canto se hace eterno, 
hoy estás aquí ¡resucitando a la inmortalidad!